Todos hemos escuchado en alguna ocasión que “comer sano es muy caro”, pero no siempre es así, ya que hay muchas formas en las cuales puedes comer saludable con bajo presupuesto. Sólo pon en tus prioridades lo que es importante, en este caso, la salud, por eso es necesario nutrirnos con productos de calidad y no con comida chatarra que nos hace daño. 

Aquí te daremos algunos consejos para que comas saludable sin que afecte tu bolsillo.

COMPRA EN MERCADOS

Una buena forma de conseguir productos saludables y aún bajo precio es acudiendo a mercados populares,  además en estos sitios, en su mayoría, puedes conseguir el producto directamente del productor.

PREFIERE PRODUCTOS DE TEMPORADA

Si compras frutas o verduras que no sena de temporada es posible que te salgan mucho más caras precisamente por no ser de temporada y su valor sube. Por eso checa qué productos están en temporada dependiendo del lugar en donde te encuentres. 

BUSCA PRODUCTOS A GRANEL

Hoy en día comer de manera saludable está de moda y las tiendas de autoservicio están empezando a vender más productos naturales a granel. También, una buena forma de comprar frutos secos, semillas, legumbres o cereales es acudiendo a almacenes de productos naturales, además son mucho más económicos y estás ayudando a las pequeñas empresas. Encuentra qué lugar te conviene en tu ciudad y empieza comprando poco a poco.

PLANIFICA TUS COMIDAS

Busca hacer un menú semanal de lo que puedes comer agregando productos frescos como pescado, carne, ensaladas, frutas y verduras. De igual forma puedes preparar tus comidas con anticipación, para prevenir cualquier contratiempo que puedas tener. Te puedes inspirar viendo diferentes recetas en internet o compartiendo recetas con tu familia o amigos.

CONTROLA TUS GASTOS

Para reducir tus gastos de forma considerable, lo mejor que puedes hacer es llevar un registro de los gastos que tengas, así verás cuáles puedes reducir y ajustar. Quizá todos los días te compras un café o un snack; la clave es fijarse más en estas cosas y sustituirlas.

COMER MENOS AFUERA

Otra de las cosas que puedes hacer es evitar comer en la calle. A menudo lo que más puedes encontrar son alimentos más grasosos como los tacos. Por eso mejor prepara tus comidas. No sólo comerás más saludable también te ayudará a tu presupuesto.

LLEVA TU TERMO A TODOS LADOS

Si hay algo que no te puede faltar es una botella de agua para hidratarte estés donde estés. Así ahorrarás dinero y ayudarás al medio ambiente al evitar comprar botellas de plástico. Recuerda que lo mínimo que debes de tomar al día es litro y medio de agua.

COMPARTE GASTOS

Algunos productos vienen en empaques con varios artículos. Puedes aprovechar y compartir gastos con amigos y familiares… ¡No hay nada mejor que comer más saludable en equipo!

También te interesa: Sal de la rutina con tu pareja

HAZ SNACKS SALUDABLES

Si tienes antojos de papas o chocolates durante el día, es mejor cambiarlos por productos como cacahuates o frutas. También puedes preparar tu mismo tus snacks: pueden ser desde zanahoria, pepino o jicama con Tajín y limón o si se te antoja algo más dulce, un licuado que te dará energía.

¿Qué esperas para comer más saludable sin que afecte a tu bolsillo?

Déjanos tu comentario