A unas dos horas de Cancún, en automóvil, se encuentra uno de los lugares más bellos de México: se trata de la isla de Holbox, un lugar perfecto para desconectarte del mundo en el cual puedes relajarte en la tranquilidad del mar. Sigue leyendo para saber porqué tienes que visitar Holbox y qué tiene este lugar para ofrecer.

LLEGAR A LA ISLA

Para ir a la isla de Holbox en automóvil, tienes que tomar la autopista de cuota para llegar al pueblo de Chiquilá que es donde se toma el ferry para llegar a la isla. También puedes llegar tomando un camión del ADO o una Van que te dejará directo en el pueblo. Si vas en coche hay varias opciones de estacionamiento de paga muy seguros, muy cerca del muelle donde tomas el ferry a Holbox.

Ya en el muelle tienes que comprar los tickets para poder abordar el ferry, que tienen un costo de $150 pesos por persona; salen cada 30 minutos. Si llevas maleta, tienen un servicio en el cual te la guardan para que el viaje sea  más cómodo. El ferry tiene dos pisos, te recomendamos subirte al segundo, ya que ahí puedes disfrutar la vista.

VACACIONES EN HOLBOX

Llegando a la isla puedes abordar un taxi que te dejará en el hotel o puedes ir caminando. Algo único de esta isla es que las calles no están pavimentadas; están hechas de arena. 

En Holbox las personas se mueven en carritos de golf. Para recorrer la isla puedes hacerlo a pie ya que todo está muy cerca. También puedes rentar un carrito de golf o una bicicleta para recorrer la Isla de Holbox.

DÓNDE HOSPEDARSE

Holbox ha crecido poco a poco, así que ofrece una gran variedad de lugares para hospedarte. Puedes encontrar desde hostales con una vibra más hippie y sencilla hasta hermosos hoteles boutique, perfectos para relajarte y desconectarte del mundo. Algunas de nuestras recomendaciones de hoteles son Flamingos, Mawimbi y Las Velas.

Ya hospedado en el hotel es hora de descubrir la isla. Uno de sus encantos son sus kilométricas playas y su mar calmado que parece alberca, en el cual puedes caminar mar adentro y el agua no rebasará tus rodillas. Es perfecto para relajarte y acostarte en una hamaca, mientras lees algún libro o meditas con una bebida refrescante. De igual forma puedes caminar por la arena y contemplar el paisaje que te envuelve con su belleza.

El pueblo de Holbox también vale la pena recorrerlo, en él puedes encontrar murales de artistas nacionales e internacionales que decoraron el lugar; una de las más impresionantes es la que está en el interior de la Concha Acústica que está en el centro. Además la isla ofrece restaurantes para todos los gustos y bolsillos, ya que tiene desde, sushi, pizza (te recomendamos que pruebes la famosa pizza de langosta), comida mexicana, cortes de carne y mariscos, entre muchas otras.

El centro cambia en las noches, porque muchos sitios abren en la tarde, y el pueblo se llena de foquitos de colores.

QUÉ MÁS PUEDES HACER

En la isla puedes hacer otras actividades como nadar con el tiburón ballena, conocer la bioluminiscencia (estas dos actividades solo cuando es temporada), tomar un tour de kayak por los manglares y conocer las islas cercanas.

Otra de las cosas que no te puedes perder son sus hermosos atardeceres que te sorprenderán dando un contraste con su arena blanca y mar azul turquesa. ¡Es un verdadero espectáculo!

También te interesa: Conoce el restaurante El Chapulim

No te pierdas la oportunidad de conocer esta increíble isla del Caribe Mexicano.

 

Déjanos tu comentario