De seguro si has paseado por un parque o una plaza al aire libre, te has topado con un puesto de marquesitas, este delicioso postre yucateco que se ha vuelto uno de los favoritos de las familias cancunenses, debido a su sencillez y su gran sabor.

Se trata de un barquillo estilo crepa con una textura crunchy, relleno de diferentes sabores. Por su forma es perfecto para comerlo en la calle o parques públicos mientras descubres la ciudad.

Si quieres saber más sobre este icónico postre yucateco y dónde lo puedes encontrar en Cancún, sigue leyendo este blog para más información.

QUÉ SON LAS MARQUESITAS

Las marquesitas son una especie de crepa dulce, preparadas entre dos planchas calientes hasta que queda  crujiente. El relleno tradicional es de queso holandés o como lo conocen los yucatecos: queso de bola. Aunque hoy en día puede rellenarse de cualquier cosa, desde plátano, Nutella, fresas, Queso Philadelphia, mermeladas o lo que haya disponible en el puesto que las venda. Nuestra combinación favorita es la de queso de bola y Nutella, ¡lo mejor entre dulce y salado.

ORIGEN DE LA MARQUESITA

Se dice que todo empezó en 1930 en Mérida Yucatán, lugar donde vivía Don Leopoldo Mena, un vendedor de helados. En las épocas calurosas le iba muy bien en ventas, pero cuando el invierno llegaba ya nadie le compraba debido al frío.

Para que no le fuera mal decidió empezar a vender solo los barquillos de helado con diferentes rellenos que poco a poco fue probando. Al final el que más les gustó a los yucatecos fue el de queso holandés. La forma de preparación del barquillo igual cambio hasta crear lo que hoy conocemos como marquesitas.

POSTRE YUCATECO

Este postre yucateco es uno de los favoritos de los que vivimos en la Península de Yucatán, aunque igual ya se ha popularizado en diferentes partes de México y hasta ha conquistado los paladares de muchos extranjeros.

PARQUE DE LAS PALAPAS

Si quieres comer una deliciosa marquesita en Cancún, te recomendamos visitar el Parque de las Palapas,  ubicado en el centro de la ciudad, ahí encontrarás una gran cantidad de puestos. Te sugerimos comprarte una y pasearte por todo el parque o sentarte en una banca. 

La mejor hora para comerte una marquesita es cuando ya está oscureciendo. Una cosa que podrías hacer para saber qué puesto es el que mejor la prepara, es ir en grupo y pedir de diferentes rellenos, así probarán un poco de todo. ¡Cada puesto tiene su especialidad!

También te interesa: Deléitate con este restaurante japonés

¿Sabías estos datos curiosos de las marquesitas? Si quieres conocer más información acerca de lugares, platillos o postres, te invitamos a que estés al pendiente de nuestra página en la sección Foodies y en las redes sociales.