¿Has escuchado del Caballero Pobre? Es un postre popular en la Península de Yucatán con mucha influencia europea, y que ha estado en nuestro país desde la década de 1880. 😲

Suelen ser confundidos con frecuencia con las Torrejas, sin embargo, para preparar los Caballeros Pobres se utiliza huevo batido hasta que forman picos rígidos (similares cuando se preparan merengues).

Es muy sencillo y puedes hacer muchos en cuestión de minutos. Para que no te quedes con la duda y el antojo te compartiré a continuación una receta de México En Mi Cocina.

Caballero Pobre

Caballero Pobre 1

Ingredientes

Piloncillo (también puede ser azúcar morena o azúcar regular), canela, clavo de olor, semillas de anís, agua, leche, azúcar, vainilla, rebanadas de pan, huevos (por cada 4 rebanadas, 2 huevos), aceite.

Preparación

Para el jarabe:

  • Colocar el piloncillo, la canela, el clavo y las semillas de anís en una cacerola con el agua y lleva a ebullición. Baja el fuego a lento hasta que el jarabe empiece a espesarse (unos 6-8 minutos, dependiendo de si usas piloncillo, azúcar morena o azúcar regular).
  • Colar el jarabe, llevarlo de nuevo a la cacerola y revolver con las pasas. Mantener la cocción a baja temperatura hasta que las pasas crezcan.

Para el pan:

  • Mezcla la leche, el azúcar y la vainilla en un tazón mediano.
  • Sumergir las rebanadas de pan en la mezcla de leche hasta que estén humedecidas. Ponerlos en un recipiente para que se le retire el exceso de leche y que se enfríen, o sobre toallas de papel para que se absorba la leche extra.
  • Mezclar las yemas de huevo en un tazón pequeño y dejarlas a un lado. Con una batidora, batir las claras de huevo en un tazón grande hasta llegar a punto de nieve. Agrega lentamente las yemas de huevo hasta que estén completamente mezcladas con las claras de huevo (mezcla lentamente o utiliza la batidora en la velocidad baja para este paso).
  • Calentar aceite en un sartén mediano a fuego medio alto. Suavemente sumergir las rebanadas de pan en la mezcla de huevo, uno por uno, y luego procede a freír durante aproximadamente 1½ minutos por cada lado. Asegúrate de que no haya exceso de leche en ellos, de esa manera el aceite no se salpicará cuando sumerjas las rodajas en él. Cuando hayan terminado, tendrás un color marrón dorado claro. Retíralas del aceite y colócalas sobre toallas de papel para absorber el exceso de aceite.
  • Servir, cubriendo las rebanadas de pan con el jarabe y permitir que estas absorban (También se le pueden colocar almendras).

¡Delicioso y sencillo! Puedes animarte a hacerlo en alguna cena o desayuno para ti o tu familia. ¿Te atreves a prepararlo? ¡Cuéntanos tu experiencia, sube una foto a Instagram y etiquétanos @asiescancunmx! 😉📸 #TuVidaMásSencilla


También te puede interesar: ¿Qué hacer en plaza La Isla Cancún? ¡Checa esta lista!

 

Déjanos tu comentario