En esta parte dos de la entrevista con la psicóloga Libi Ayala, descubrimos la relevancia de conocer cuál es nuestro lenguaje del amor, cómo descubrir cuál es, el futuro de los lenguajes, y las diferencias y dificultades que presentan hombres y mujeres al momento de expresar y recibir afecto.


¿Por qué es importante conocer nuestro lenguaje del amor?

Cuando sabemos cuál es nuestro lenguaje, encontramos formas más fáciles de demostrar nuestro afecto.

En muchas ocasiones hemos oído de personas que “no saben dar amor porque de pequeños no recibieron ese afecto.”

Si nosotros acostumbramos a nuestros hijos, a nuestros sobrinos, acostumbramos a los niños a darles amor todos los días, esto será para ellos una manera de vivir libre de expresarse conforme vayan creciendo, y no a través de tabú como lo hicimos en muchas generaciones. De repente les decíamos a los niños: “los niños no lloran”, entonces lo que sucede es que después tienes a adultos reprimidos emocionalmente que no saben como expresar sus emociones porque de chiquitos les metieron esa idea de que no podían expresarse, que no podían utilizar el primer lenguaje del amor que son las palabras.

Entonces, ¿cómo pueden ellos comenzar a hablar de sus sentimientos? A través de la somatización, a través de empezar a sentirse mal, empiezan los dolores en el estómago, en la cabeza, o de repente, quieren mucho a su pareja pero no saben cómo expresarlo, a veces sucede eso. Por ello la importancia de que nosotros conozcamos (nuestro lenguaje del amor) para poder dar y recibir amor, que eso es lo más importante, enseñar la reciprocidad y la empatía.

No solamente el que nosotros estemos para recibir, porque a veces también nosotros hacemos niños villanos emocionalmente, porque solo reciben, reciben, reciben y no saben dar, o también a veces usamos a personas muy desprendidas y mártires, que solamente les enseñamos a entregar, así que cuando alguien les quiere dar, se sienten vulnerados, o sienten que no lo merecen porque no se les enseñó que el amor es algo recíproco, es algo que se da pero que también se recibe.

familia- asi es cancun

¿Cómo descubrir cuál es tu lenguaje del amor?

Lo primero es identificar ¿cuál es la forma en la que yo prefiero recibir amor?

Siempre les digo a mis pacientes, vamos a explorarlo en las relaciones que hemos tenido, ¿cuál es la forma en la que yo prefiero recibir amor?, ¿qué es lo que más me gusta? Si lo que más me gusta es cuando me dicen que hago las cosas bien, si me gustan mucho los detalles, si me gusta que me estén abrazando, que me estén apapachando, que la otra persona esté conmigo, compartiendo su tiempo de calidad, si me gusta que la otra persona me apoye o me resuelva alguna situación.

Identificar las formas en las que yo prefiero recibir amor, y también identificar cuál es la forma en la que yo suelo expresar afecto.

De esos 5 lenguajes, ¿cuál es el que más utilizo? Si nos podemos identificar a través del primer o segundo lenguaje en el que más hemos trabajado o el que más hemos desarrollado, también recordar esa intensidad de la emoción que nosotros sentimos cuando recibimos las diferentes muestras de amor y de cariño, y la facilidad o frecuencia con la que nosotros realizamos estas.

Por ejemplo, me llegan muchos pacientes hombres en su mayoría, que me dicen que no saben cómo ser detallistas. Y hay personas que me dicen, “Yo lo que hago es pasar un tiempo de calidad con mi pareja, le dedico las tardes que tengo, le dedico el tiempo libre que tengo, pero no sé, y nadie me enseñó a cómo ser detallista.” Y eso es muy importante, cuando yo reconozco esas áreas de oportunidad que tengo, y que de alguna u otra manera me está causando conflicto en mi relación, o un conflicto personal porque quisiera mejorarlas, acudir a atención psicológica, porque es importante tener una guía y no solamente el resignarnos al “No, es que yo no sé cómo ser detallista” que no sepas como serlo, no quiere decir que no puedas aprenderlo.

Finalmente, podríamos decir que el lenguaje del amor es como un músculo, porque necesitamos ejercitarlo, y ahora hay tantas ideas en la red de cómo hacerlo y de cómo te pueden resolver la existencia a través de muchos servicios que a veces lo único que falta es un poco de disposición para hacerlo y también la creatividad. La creatividad es muy importante para esto.

afecto- asi es cancun

¿Crees que estos 5 lenguajes cambiarán y se irán adaptando, o se mantendrán igual?

Se irán transformando, porque las sociedades van cambiando.

Ahora también tenemos presente la comunicación digital. Estos lenguajes se irán acoplando a ello, pero es muy importante saber que son las formas de expresión. Por ejemplo, las palabras anteriormente eran a través de la verbalización, de escuchar a la persona, y ahora eso también se puede demostrar a través de un emoji, a través de la comunicación digital.

(Los lenguajes del amor) van evolucionando pero coexistiendo con nosotros. Sí, puede que haya algunas transformaciones, por ejemplo, ahora la forma más cálida de sentir a alguien cerca de ti son las videollamadas, ya no es la presencia física porque en este momento representa riesgo, pero vamos encontrando la manera de que estos lenguajes evolucionen pero siguen existiendo, y eso es muy importante, que nosotros no lleguemos a suplir la importancia de la cercanía o del contacto físico con otras cosas, pero sí que los vayamos adaptando. La adaptación y la resiliencia, la capacidad que nosotros tenemos de adaptarnos a las circunstancias del medio y sacar lo más positivo de ellas es muy importante.

llamada- asi es cancun

¿Cuáles son los mayores retos al descubrir y expresar amor para hombres y mujeres?

En el caso de las mujeres, para algunas es mucho más fácil el contacto físico. Recibir el apapacho pero también darlo, por eso el “instinto maternal” que muchas veces tenemos. Ese instinto, no lo llamaría maternal si no instinto de protección, es muy fácil el contacto físico y el tiempo de calidad. Lo que a veces más cuesta a las mujeres son los actos de servicio, porque de repente entendemos el acto de servicio como un acto de sumisión y no es lo mismo. El acto de servicio es poder resolver, no preocuparte si no ocuparte.

En el caso de los hombres, es lo contrario. Muchas veces es más sencillo los actos de servicio por esa parte de crianza patriarcal que a veces se presenta por el hecho de buscar la solución a las cosas. Lo que más se les facilita son los actos de servicio y lo que más se les dificulta son los detalles, porque a veces se han hecho la idea de la materialización del detalle, por eso te decía que lo importante no es el objeto como tal, si no la historia, la intención que tiene ese objeto en particular.

Con las mujeres en muchas ocasiones, tengo que trabajar el entender que el amor no es un desprendimiento. El amor es una construcción.

El amor es una construcción, y la pareja es una construcción, no una destrucción. No me tengo que quitar para darle al otro, lo que hago es compartir. En esa construcción que yo tengo con mi pareja, vamos haciendo y vamos fortaleciendo pero también nos vamos conociendo. Es muy importante eso, reconocer en el otro estos lenguajes del amor, también saber qué tan compatibles somos con ellos, porque ¿qué sucede? Si no somos compatibles esto nos va a representar muchos problemas, no solamente en la actualidad si no también en el desarrollo como pareja, y ahí es cuando las personas creen que tienen el derecho de cambiar al otro. Tenemos que aceptarlas, trabajar con ellas pero también saber hasta que nivel, hasta que punto lo que tú eres y lo que yo soy puede ser compatible.

La compatibilidad en una pareja, debe ser un punto crucial desde el inicio de la relación.

pareja lenguaje del amor- asi es cancun


En la tercera y última entrega, hablaremos con la psicóloga Libi sobre la compatibilidad en pareja. Si al principio de la relación no hubo compatibilidad, ¿nunca la habrá? también, nos ofrecerá soluciones para no descuidar el lenguaje del amor del tiempo de calidad, detalles y contacto físico en momentos de confinamiento.

¿Te interesa una sesión con la psicóloga Libi Ayala? contáctala aquí


También te puede interesar: Los cinco lenguajes del amor, ¿cuáles son? (Parte I)

Déjanos tu comentario