Por las mañanas es policía comisionado al 911. Su labor es recibir llamadas de emergencia. En su tiempo libre, ayuda a los que tienen una urgencia. Principalmente con mandados, diligencias o repartos en Cancún.

Esta es la historia de Abundio Ramos Ramírez. Tiene 49 años. Vive solo y esta idea de ser mensajero surgió hace apenas 10 días.

“Yo recibo muchas llamadas al 911 y ahorita muchas son de violencia intrafamiliar. Las personas no pueden salir ni a comprar el supermercado, ni a la tienda. La gente está metida todo el tiempo en su casa. Tienen que moverse y no pueden. Eso genera conflicto y tenemos que hacer algo al respecto”, explica.

La moto, su medio

La visión que tiene Abundio con su negocio no es obtener ingresos por el hecho de hacer negocio. Sino ayudar a quienes no pueden.

“Debemos ver cómo encontrar soluciones a los problemas que se generan en la comunidad por el Coronavirus, necesitamos poner nuestro granito de arena para controlar esta situación”, comenta.

Abundio tiene una moto que es su medio de transporte. Hace menos de dos semanas decidió hacerle unas adecuaciones y colocó en la parte trasera una caja que sirve como transportadora de productos. Anuncia sus servicios por Facebook y entre sus conocidos.

“Ahorita mucha gente hace mandados a domicilio y qué bueno. Yo me centro en las regiones, en las colonias alejadas y claro, donde me necesiten. Siempre estoy al servicio de los demás”.

abundio ramos ramírez-policía-asi es cancun-2

Medidas de seguridad e higiene

Abundio sabe lo importante que es en estos momentos tener protocolos de seguridad e higiene. Vive solo y eso aminora los posibles focos de contagio.

“A veces la gente desconfía y es obvio. Si no te conocen, yo mismo lo haría. Pero les dejo mi INE para darles tranquilidad. Entonces, voy por el dinero a la casa que me llama, les dejo mi INE, voy a hacer el mandado y regreso con las cosas. Me pagan y me regresan mi credencial”, detalla.

Desde despensas hasta gustitos. Todo transporta. Ya tiene clientes fijos que han confiado en su trabajo. “Hay gente que comercializa quesos que ya son mis clientes. Gente que vende verduras o simplemente gente que tiene que enviar cosas y no tiene manera”.

“El chiste es ayudar a los que más podamos”. Si hay un pedido que sea a 7 kilómetros a la redonda la cuota de recuperación es de 40 pesos, solo para cubrir los gastos esenciales de traslado. Él absorbe los otros gastos de movilizarse desde donde esté hasta donde necesiten sus servicios.

Visión a futuro

Abundio confía en tener una cartera robusta de clientes con los que pueda seguir adelante incluso después de la pandemia. “Tal vez a la gente le convenga encargar las cosas que ir por ellas en sus carros. Se ahorran mucha gasolina”. Estoy seguro, dice, que llegará más gente a la que pueda ayudar.

Abundio, además de policía, es licenciado en Negocios Internacionales y cuenta con una maestría en Educación. Y este trabajo de mensajero es muy independiente a su actividad profesional. Policía

👉🏼 Contacta a Abundio al 998 386 7067 o en su FACEBOOK👈🏼

 

 


También te puede interesar: Conoce al joven que desarrolla proyectos para salvar vidas
Déjanos tu comentario