Esta es la historia de Valentín Sánchez. Tiene 15 años y un futuro prometedor por delante. Quiere estudiar gastronomía con énfasis en repostería, pero para ello, necesita vender donas.

Su historia comienza hace un año. Cuando no pudo inscribirse a la preparatoria porque no pudo terminar la secundaria a tiempo.

Decidió ocupar el tiempo libre que tenía y pidió trabajo en una panadería. Ahí laboró poco más de un año. Aprendió el oficio y regresó a casa.

Hace unos días presentó el examen de admisión a la preparatoria. Ahora él ahorra para comprar sus materiales, el uniforme y las libretas. Y lo hace así, vendiendo donas.

valentín-2

“Esta es una de las maneras también de apoyar a nuestra familia, mis papás están muy agradecidos al ver que mi hermano está haciendo un esfuerzo por comprarse sus cosas”, comenta Gabriel Sánchez, su hermano.

Valentín está próximo a entrar al CBTIS y el esfuerzo que hace es loable. “Yo veo todo el esfuerzo que está haciendo y por eso quise ayudarlo compartiendo su historia en redes sociales”.

Las donas cuestan 6 pesos y se pueden comprar en la Región 103 sobre la 5, a un lado de un Dunosusa. De lunes a viernes encontrarán a Francisco vendiendo las donas a partir de las 6 de la tarde.

valentín-3

“Si está en nuestras manos, ayudemos a todas aquellas personas que luchan para seguir adelante de buena manera”, comentó Gabriel.