María Luisa Ross Landa
María Luisa Ross Landa

María Luisa Ross, la primera mujer reportera de México

Hace un par de días, navegando por Twitter, me encontré con un tuit de la cuenta de Chicas Poderosas, una comunidad global que fomentan el desarrollo de mujeres en medios de comunicación. El tweet reconocía a María Luisa Ross, la primera reportera de México:

Ayer, 14 de Agosto, se celebró su natalicio.

Los primeros años

Nacida en 1887 en Tulancingo, Hidalgo. María Luisa tuvo la fortuna de asistir a la escuela desde muy pequeña. Su padre fue subdirector del recién fundado Hospital General de México y director del Hospital General de Pachuca. Su madre fue prefecta en la Escuela Nacional Secundaria de Niñas de Pachuca.

Gracias a su posición social, gozó de educación privada de calidad, un privilegio que sólo algunas niñas podían disfrutar en esa época.

Egresó de la Escuela Normal para Maestras en 1900, y después estudió Letras. Su formación le permitió dar clases en la Escuela de Altos Estudios de la Universidad Nacional de México (más tarde Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM).

Años más tarde, alcanzó el título de maestra en recitación y declamación. Maria Luisa fue una apasionada del estudio, gozaba de aprender sobre distintas disciplinas, y también fue talentosa para los idiomas. Dominaba el inglés, francés, portugués e italiano.

Fue presidenta de la Sociedad de Autores Didácticos Mexicanos e integrante de la Comisión Permanente del Congreso Nacional de Educadores.

svg%3E

La primera periodista y reportera en México

Fue una de las fundadoras de Excélsior. Escribió para diversos periódicos del país, como El Universal, El Universal Ilustrado (del que llegó a ser directora), El Imparcial y Revista de Revistas de Excélsior. En estados unidos colaboró en los periódicos La Prensa, El Regidor e Hispano-América.

Representó a México en Europa como Embajadora del Arte y la Cultura. Dictó conferencias sobre sobre autores y diversos temas de la cultura de México.

Participó en la fundación de la Cruz Roja Mexicana, y fundó y dirigió el Departamento de Radiodifusión de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la primera radiodifusora educativa en el país. Ella estaba a cargo de crear y transmitir contenidos que alfabetizara y educaran masivamente a niñas y niños mexicanos.

Dirigió varias bibliotecas, una fue la del Museo de Arqueología e Historia.

Junto con Doña Cruz Cosío, crearon la Unión Feminista Iberoamericana, que buscaba promover la sororidad entre mujeres de distintos países.

En sus trabajos firmaba bajo los pseudónimos El Paje Merelí y Silvia Setala y María Luisa.

Primera reportera

Su legado

María Luisa también tenía pluma. Entre sus trabajos más populares encontramos el poema Rosas de amor (1917), Cuentos sentimentales y El mundo de los niños (1924), estos dos últimos han sido utilizados para enseñar en las primarias durante décadas.

María Luisa Ross Landa hoy es recordada por el esfuerzo que realizó día tras día para asegurar la educación y cultura en el día a día de niñas y niños en el país. Su amor por el aprendizaje se vio reflejado en los puestos que ocupó y las conferencias que impartió a lo largo de su vida.

Periodista, educadora, escritora, traductora, guionista, actriz, y funcionaria feminista mexicana, Ross Landa hoy es recordada no sólo como la primera mujer reportera de México, si no también como una mujer llena de valentía que a pesar de la injusticia e indiferencia que atravesó en su época, relució gracias a su talento y pasión.

María Luisa Ross


Te puede interesar: De los ojos al lienzo; cinco pintoras latinoamericanas que debes conocer

Banner Google News Así es Cancún

Déjanos tu comentario
Banner Google News Así es Cancún

Somos un medio de comunicación digital emprendedor e independiente. En Así es Cancún hacemos periodismo independiente y socialmente responsable. Nuestro compromiso es con los lectores y somos completamente libres en cuanto a nuestra línea editorial.

Tu apoyo y colaboración son fundamentales para continuar haciendo más y mejor periodismo independiente de calidad para nuestra querida ciudad.