Nuestra zona íntima es una de las partes más sensibles y debemos darle la misma atención como lo hacemos con nuestra cara, piel y cabello. Sabemos que con una buena limpieza facial y mascarillas, nuestro rostro quedará perfecto. Tenemos muchos shampoos y acondicionadores para nuestro cabello y cremas para nuestra piel. ¿Por qué no darle el mismo amor y cuidado al resto del cuerpo? Aquí te damos unos consejos sobre cuidado vaginal.

Usa ropa interior de algodón:

El uso de ropa interior de algodón ayuda mucho a la humedad, pues este material es absorbente y nos proporcionará mayor comodidad. Le da más ventilación a nuestra zona íntima y tendrá chance de respirar libremente, además nos protege de reacciones alérgicas que una prenda de lycra u otro material podría causar.

Evita las duchas vaginales:

La vagina contiene bacterias saludables que protegen a nuestra zona íntima de manera natural. Al usar las duchas vaginales, lavan todo, e incluso de más, lo que mata a estos organismos. Perdemos estas defensas naturales que ayudan a protegernos de infecciones.

Cuidado vaginal

Lava correctamente con agua y jabón:

La vulva, que es la parte externa de nuestro aparato reproductor, debe ser lavado únicamente con agua limpia y jabón. No uses jabones con perfumes pues puede irritarte y por eso es que algunas, en algún momento, sentimos ardor al bañarnos. Te sugerimos usar jabones neutros. Lava los labios internos y externos, posteriormente enjuaga muy bien y seca tu zona íntima delicadamente.

Cuidado con los protectores diarios:

Durante el inicio y fin del periodo menstrual solemos manchar nuestra ropa interior y ahí es en donde nos apoyamos de los protectores diarios. El mal uso de ellos puede traer infecciones en nuestra piel y salud vaginal. Si los usarás, recuerda cambiarte por lo menos cada 3 o 4 horas. Si no los necesitas, evita su uso, pues como se mencionó anteriormente, la vagina necesita respirar y ellos no aportan mucho que digamos.

¿Me depilo o no?

La depilación es algo que nos mantiene en conflicto a muchas. Recordemos que los vellos son una protección natural que hombres y mujeres tenemos en nuestro cuerpo, como las pestañas que nos protegen de la luz directa del sol o lo vellos nasales que ayudan a no darle paso a pequeñas partículas. En la vagina es lo mismo, lo recomendable es solo recortar el vello excesivo, pero si quieres depilarte completamente estás en tu derecho. Solo recuerda cuidar muy bien tu zona íntima.

El cuidado vaginal es importante y esto implica también que conozcas tu vagina, así te darás cuenta si tienes algo diferente y si necesitas recurrir a tu ginecólogo o ginecóloga.

Recuerda que tu salud es lo primero. Si notas algún cambio o tienes dudas acerca del cuidado de tu cuerpo, no dudes ir con tu ginecólogo de confianza. Ellos estarán encantados de apoyarte y asesorarte.


Te puede interesar: Nath Campos, Ixpanea y las violencias invisibles

Banner Google News Así es Cancún

Déjanos tu comentario