Ciclos menstruales y COVID-19
Ciclos menstruales y COVID-19

Ciclos menstruales y COVID-19, lo que no se habla

Muy poco se ha hablado acerca las secuelas que el COVID-19 deja sobre la menstruación. Y pareciera que ciclos menstruales y COVID-19 son dos conceptos que no pueden existir uno dentro de otro.

Desde el inicio de la pandemia, cerca de 2,880,409 personas se han contagiado en el país. Según el sitio oficial de Datos Covid. De ese número, el 49.96% son mujeres. Cerca de 1,088,613 de ellas se encontraban en edades donde la menstruación sigue ocurriendo (de 10 a 54 años).

Entonces, ¿por qué no estamos hablando más sobre los efectos que el COVID y la vacuna provocan en nuestros periodos? Para esta nota, recopilamos toda la información que conocemos hasta el momento.

Me contagié de COVID, ¿cómo afecta eso a mi ciclo menstrual?

Probablemente lo hayas notado si te contagiaste del virus del SARS-Cov2. Sangrados más abundantes y dolorosos, llegadas adelantadas del sangrado, aumentos o reducciones de los días del sangrado, cólicos más fuertes, cansancio, fatiga y en general síntomas más fuertes.

También, alrededor del 20% de las mujeres reportó una disminución en el sangrado y aquellas que desarrollaron enfermedades graves, presentaron ciclos más largos (más de 28 días).

Estos padecimientos son los más comunes que las mujeres recuperadas del virus comentan según reporta el sitio Linotipia.

La razón del incremento del dolor, incomodidad y síntomas cefálicos como dolor de cabeza o migraña, que se intensifican después de la ovulación y antes del sangrado, se debe a la caída de estrógeno. Las células inmunes del cuerpo disminuyen y los síntomas pueden empeorar.

También, el estrés y la preocupación que genera la enfermedad altera a nivel neurológico y patológico provocando retrasos, ausencia, disminución o incremento de menstruación ya que el sistema reproductivo detecta las alteraciones y bloquea la ovulación.

Secuelas de la vacuna COVID en la menstruación

Les comparto que yo ya me fui #ALV (A la vacuna). Recibí mi primera dosis de AstraZeneca que me tubo en estado de postración dos días.

svg%3E
ALV: La campaña de Aguascalientes para mandar a jóvenes a la vacuna

Mientras esperaba en la fila de vehículos, la enfermera me explicó que posiblemente tendría efectos como fiebre, dolor de cabeza, de huesos y mareo, pero no me advirtió nada sobre lo que podría pasar con mi menstruación. Ni en los portales oficiales existe información disponible.

Algunas mujeres han reportado tener periodos con un sangrado más abundante de lo normal y según un artículo de la BBC, las afectaciones a la menstruación podrían ser un efecto secundario de corto plazo.

La Dra. Victoria Male, inmunóloga reproductiva del Imperial College de Londres, menciona que algunas mujeres han informado de hemorragias y mayor sangrado después de la aplicación de la vacuna. Por lo que se inclina a sospechar que puede haber una reacción física.

La razón:

El revestimiento del útero es parte del sistema inmunológico

Las células inmunitarias desempeñan un papel en la construcción, mantenimiento y descomposición del revestimiento del útero, que se espesa para prepararse para un embarazo y luego se desprende en forma de período si el óvulo no se fertiliza.

Después de la vacunación, circulan por el cuerpo muchas señales químicas que pueden afectar a las células inmunitarias. Esto podría hacer que el revestimiento del útero se desprenda y provocar manchas o períodos más tempranos, explicó la Dr. Male.

Existe un vínculo plausible entre la vacuna y los cambios menstruales, ya que el momento de la ovulación puede verse afectado por la inflamación.

Todo es parte de su sistema inmunológico que se activa y comienza a producir los anticuerpos y otras células que combaten las enfermedades.

Si bien estos cambios no deberían ser motivo de preocupación, la Dr. Male enfatiza la necesidad de realizar estudios sobre el efecto de la vacuna en los ciclos menstruales, para que las mujeres sepan qué esperar.

Las maneras en las que la vacuna puede afectar tu periodo

En el blog sobre salud reproductiva, The Vajendra, la ginecóloga y autora del sitio Jen Gunter, concluye que:

  • Es importante poner en perspectiva los posibles efectos secundarios de la vacuna. En realidad, contraer COVID-19 tiene muchas posibilidades de alterar nuestro ciclo menstrual a través de una variedad de mecanismos.
  • No hay datos que respalden ningún impacto en la fertilidad o abortos espontáneos de ninguna vacuna COVID-19. Dados los posibles efectos dañinos, tanto a corto como a largo plazo, de contraer COVID-19, la mejor manera de proteger nuestra salud en general y la del ciclo menstrual es vacunándose.
  • Si hay un efecto sobre la menstruación, el mecanismo más probable de verse impactado es el endometrio por la activación del sistema inmunológico. Esto también podría explicar los cambios en el dolor.
  • Hay que pensar en las posibles irregularidades menstruales como un efecto secundario de la vacuna, como lo es la fiebre, una señal de que el sistema inmunológico se está activando. Y de la misma manera que la fiebre no hace que las personas se calienten permanentemente después de una vacuna, las irregularidades menstruales tampoco serán permanentes.

Te podría interesar: La cultura de la cancelación o ¿qué significa ser cancelado?

Banner Google News Así es Cancún

Déjanos tu comentario
Banner Google News Así es Cancún

Somos un medio de comunicación digital emprendedor e independiente. En Así es Cancún hacemos periodismo independiente y socialmente responsable. Nuestro compromiso es con los lectores y somos completamente libres en cuanto a nuestra línea editorial.

Tu apoyo y colaboración son fundamentales para continuar haciendo más y mejor periodismo independiente de calidad para nuestra querida ciudad.