La Yoga Facial es una forma sencilla de verte y sentirte bien. Relaja y libera el estrés de tu rostro tan sólo dedicandote 20 minutos al día. ¿Lo habías escuchado? ¡Quédate y entérate sobre esta maravilla!

¿Qué es la Yoga Facial?

También conocida como “Ejercicio Facial”, es una serie de estiramientos, masajes, ejercicios de tonificación y posturas, que implican fuerza, movivimiento o manipulación de los músculos de la cara y cuello, para mantener su fuerza y elasticidad.

Seguir este entrenamiento diario, puede lograr resultados visibles desde la primera semana y un cambio significativo en tan sólo en un mes. Aunque los estudios que demuestran su efetividad son recientes, puedes ver muy buenos resultados de experiencias por quienes lo practican en videos de YouTube o por tí mismo. ¡No tengas miedo de intentarlo!, los únicos requisitos que necesitas son tus manos y un espejo.

 

Yoga Facial 2

Beneficios

La Yoga Facial es un entrenamiento sin género, además del rejuvenecimiento de la edad, trae consigo mejoras a la salud y bienestar. Además de aumentar el autoestima y reducir el estrés en gran medida, te ayuda:

  • Combatiendo la Flacidez.
  • Aportando Flexibilidad y Tonificación, además de oxigenar la Piel.
  • Forlateleciendo los Músculos de la Cara (Laterales Externos e Inferiores, Mejillas, Labios y Frente), y Cuello.
  • Estimilando la Circulación del Flujo Sanguíneo.
  • Drenando el Líquido Linfático Retenido.
  • Estimulando la Producción de Colágeno y Elastina.
  • Cobatiendo las Arrugas del Rostro.

Pero no sólo aporta beneficios estéticos, también alivia problemas relacionados con la parálisis facial, dificultad de dicción, problemas articulatorios o cicatrices retráctiles. Todos los beneficios que puedas observar son satisfactorios desde el principio, cambios tanto de forma interna así como tu apariencia, te hará sentir más pleno y feliz en poco tiempo si lo practicas con frecuencia.

Recomendaciones

Prácticalo antes de dormir y después de llevar a cabo tu rutina de limpieza e hidratación facial. Recuerda que para obtener muy buenos resultados, debes también hacer ejercicio, tener una alimentación saludable y mantenerte hidratado diariamente. Con persistencia y constancia, será tu aliado para dar un efecto relajante a tu cutis, recuperar la elasticidad de la piel de tu rostro y verte mucho más joven.

Como es poco tiempo, puedes hacerlo mientras ves la televisión, después de hacer ejercicio o mientras cocinas, harás algunos gestos extraños, no te desmotives si los que te ven les resulta raro, puede que lo sea, pero es divertido. Recuerda que si no te sientes cómoda o cómodo, puedes hacerlo en tu momento de apapacho diario.

Personalmente he prácticado esto durante casi medio año y es maravilloso. Si no sabes cómo comenzar, aquí te dejo estos videos del canal MuscleWatching. Ponle subtítulos y empieza 😁.

¡Nos leemos pronto! 🌺


También te puede interesar: Capilla Sixtina a la Vuelta de la Esquina