Nuestro querido México tiene una gran biodiversidad, tanto terrestre como acuática en sus alrededores. Entre estas se halla el segundo arrecife más grande del mundo, que posee una extensión de unos 1000 km, en donde llegan a coexistir muchos otros seres vivos en completa armonía.

El arrecife de la Riviera Maya

Este arrecife es llamado Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), o bien, se ha ganado la fama de ser “El Arrecife Maya”, pues 300 km se encuentran en el caribe mexicano, incluyendo obviamente, nuestro bello Cancún; en donde turistas de todas partes del mundo pueden venir y tomar un tour de snorkel o buceo para poder apreciar la magnitud de este arrecife de coral.

Contando con al menos 500 especies de peces, 65 variedades de coral de piedra, 350 especies de moluscos y otras tantas de crustáceos. Al igual que algunos animales más grandes, como el tiburón ballena o el manatí, pues este segundo tiene aquí uno de los mayores poblados del mundo.

En conjunto, hacen de esta, una experiencia que no termina de explicarse en palabras.

Segundo coral 2

¿Está el arrecife en peligro?

Debido a la mano humana, el calentamiento global y la contaminación, se puede ir deteriorando el arrecife, por lo que ya se han implementado acuerdos internacionales ecológicos que protegen y cuidan el ambiente de esta zona. Pues su pérdida no solo afecta especies que habitan en el arrecife (algunas en peligro de extinción), sino que este también ayuda como barrera contra la erosión, fuerte oleaje, inundaciones, tsunamis y huracanes, por lo que sin el arrecife, nos encontramos expuestos.

Segundo arrecife

Se estima que al menos el 25% de los animales marinos del mundo se encuentra en los arrecifes de coral. Por eso es importante ser consciente al visitar estos lugares y evitar el calentamiento global.

¿Cómo evitar su extinción?

Hay pequeñas acciones que ayudan a evitar el daño a los arrecifes, te presentamos algunas a continuación:

  • Buscar lugares de buceo avalados por la iniciativa Green Fins
  • Al bucear en un arrecife, no se le puede tocar, pisar ni tomar alguna parte de ellos
  • No adquirir recuerdos que tenga como material corales
  • Llevar una vida sostenible, libre de CO2 y plásticos o residuos que contaminan el mar
  • Llevar a cabo proyectos para tener conciencia ambiental en nuestro entorno

En dónde verlo:

Existen muchos lugares para ir a bucear, pero uno que podría recomendarte es Punta Cancún, en donde no solo podrás apreciar los impactantes corales, sino también dos barcos pertenecientes a la Marina Mexicana, disfrutar de las bellas playas cancunenses y para una vista aún más espectacular, cerca se encuentra el famoso Faro Punta Cancún.

Aunque si no puedes salir, como ha pasado estos últimos meses por la situación del Covid-19, también puedes visitar un arrecife desde casa.