De forma semanal, el gobierno estatal publicará en su página de internet la actualización del semáforo para conocer las reaperturas graduales de las actividades que se irán sumando a las ya existentes.

Además, el regreso a la nueva normalidad será de forma regional, es decir, para el norte y sur del estado habrá aperturas diferenciadas. Sin embargo, si los contagios por Covid-19 incrementan, suspenderán dichas reaperturas.

A través de un video, el gobernador Carlos Joaquín informó que su plan, denominado “Plan Reactivemos Quintana Roo” busca proteger la vida de los quintanarroenses al tiempo que suma al turismo como una actividad esencial en el Estado.

“Nuestro plan reconoce al turismo como una acción fundamental de la economía quintanarroense. De cada 10 pesos que se producen en el estado, más de 5 provienen del turismo”, señaló.

Además, las actividades de la construcción, del campo, la costa y el transporte iniciarán operaciones el 1 de junio.

Los sectores y empresas que regresen el próximo lunes a las actividades laborales, deberán de forma obligatoria llenar diariamente los cuestionarios de la autoridad sanitaria. El uso de pruebas rápidas será fundamental. También deberán reportar el riesgo de síntomas al inicio de la transportación y en la actividad laboral.

La advertencia para la ciudadanía es clara

“Si por actuar irresponsablemente se incrementa el número de enfermos y hospitalizados tendremos que suspender la reapertura. En la medida en la que todos nos cuidemos, podrá el semáforo avanzar de la fase roja a verde”, sentenció el mandatario.

Esto se da, luego de que los casos positivos en la entidad continúan en aumento, aun cuando las propias autoridades han señalado un descenso importante en la curva de contagios por coronavirus.

En un primer momento, el regreso a la nueva normalidad busca desmasificar las actividades sociales y económicas, evitar aglomeraciones y disminuir el contagio del virus y su afectación a la planta productiva.

Habrá semáforo estatal

Además del semáforo que maneja el gobierno federal, el gobierno del estado tendrá su propio semáforo dividido en cuatro colores: rojo, naranja, amarillo y verde. Cada fase cambiará de color de acuerdo con el nivel de contagio que existe en la entidad y a la capacidad médica y hospitalaria disponible.

Carlos Joaquín explicó que analizarán cada una de las industrias para determinar la capacidad de aforo que pueden ofrecer dentro de las reaperturas graduales. Por ejemplo, los hoteles se medirán por el número de cuartos que pueden ocupar, los restaurantes por el número de mesas que pueden ofrecer. En el transporte, se cuidará el número de asientos que se pueden usar.


También te puede interesar: Cancún solo recibirá turistas de México, Estados Unidos y Canadá
Déjanos tu comentario