Las playas de Cancún abrirán al “público” hasta que el semáforo esté en amarillo. Actualmente se encuentra en color naranja.

Sin embargo, los turistas que comienzan a hospedarse en la Zona Hotelera, pueden hacer uso de la playa y del mar de forma ordenada e individual, según ha explicado el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín.

“En los hoteles hemos pedido que no pueden hacer uso de las áreas públicas de forma general. Tienen que hacerlo de forma gradual. Pudieran permitir que alguien llegue a la playa pero no va a poder hacerlo en grupo, tendrán que hacerlo individualmente”, detalló.

Sin embargo, para los turistas que no están hospedados en la Zona Hotelera y los locales, todavía no está permitido el ingreso.

La razón, que tiene el gobernador, la explica así:

“La playa es un tema de esparcimiento. En este momento lo más importante es reactivar la economía del estado, pero tenemos que mantener el cuidado de la salud de nuestra gente”.

Dijo que en este momento no se puede permitir que haya contacto entre las personas y en la playa, según explica, el problema no es meterse al mar, sino la convivencia en la propia playa que provoca la posibilidad de contacto.

Así, en cuanto la zona norte de Quintana Roo esté en color amarillo los locales y turistas no hospedados en la zona hotelera podrán hacer uso de la playas de Cancún. Esto sucederá “espero que en breves semanas”, comentó Carlos Joaquín.

Comentó que los presidentes municipales están trabajando en instalar espacios para que puedan medir la distancia.

Sin embargo, las críticas por parte de la ciudadanía no se han hecho esperar. En las redes sociales se pueden leer comentarios como:

“Hacen muy mal en cerrar las playas especialmente a los locales. Estar en zona abierta es lo mas seguro siempre cuando tomando las medidas de distancia. La gente debería estar haciendo ejercicios para su salud mental y física.”

Otros más dicen lo siguiente:

Déjanos tu comentario