Una nube de polvo del Sahara llegará a México a partir de este martes 23 de junio, sin que represente un peligro para la población, así lo dio a conocer el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

 

En un comunicado, el Cenapred informó que la nube de polvo se encuentra ahora sobre el océano Atlántico, con dirección al mar Caribe, Centroamérica y posiblemente a México.

 

El polvo tiene un efecto directo en la cantidad de nubosidad y lluvias “y se espera que a partir del martes 23 de junio este polvo ingrese al país en concentraciones que no afecten a la población”.

 

Este fenómeno es una masa de aire muy seca y cargada de polvo que se forma sobre el desierto del Sahara, principalmente en el verano, y se mueve hacia el océano Atlántico cada tres a cinco días.

 

Puede cubrir un área equivalente a la de Estados Unidos y extenderse verticalmente entre mil 500 y seis mil metros de altura y ha sido rastreada hasta el Mar Caribe, Centroamérica y el Golfo de México.

 

La nube ingresará de forma directa por el oriente y sureste del país, Península de Yucatán, “siendo la Sierra Madre Oriental una barrera natural para que no atraviese al centro del territorio”, explica el Cenapred.

 

Una de las principales características o indicios del polvo africano es que el día se torna grisáceo, los atardeceres rojizos y hay escasa nubosidad.

Mira en tiempo real el avance de la nube polvo

Las pequeñas cantidades del polvo del Sahara que ingresa a México no representan un peligro significativo para la población. Aún así, algunas personas sensibles pueden eventualmente manifestar molestias.

De llegar a presentarse una gran concentración de este polvo te sugerimos seguir los siguientes consejos:

  • Las personas con enfermedades respiratorias crónicas (EPOC o asma), adultos mayores, mujeres embarazadas y niños deben usar protectores respiratorios tales como mascarillas o un pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
  • Si tiene sensación de cuerpos extraños en los ojos, lávese con abundante agua. Es preferible utilizar agua potable, hervida o clorada. Lavarse las manos antes de iniciar el procedimiento.
  • Cubrir las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar contaminación.
  • Utilizar equipo de protección personal como gafas, cubreboca o pañuelo de tela húmedo para cubrir nariz y boca.
  • Humedezca el piso de su casa antes de barrer para evitar la resuspensión del polvo que pudiera acumularse en el suelo.

Banner Google News 2

 

Déjanos tu comentario