Un grupo de jóvenes cancunenses ha decidido ayudar de forma voluntaria a los turistas que se quedaron varados desde el pasado martes 17 de marzo en el Aeropuerto Internacional de Cancún, debido a la suspensión y retraso de sus vuelos al cerrar fronteras sus países de origen debido al Covid-19, llevándoles comida, medicinas, pañales, agua y hasta café. No buscan ninguna remuneración más que ayudar. 

Así es Cancún tuvo la oportunidad de entrevistar a César Gálvez y a Rochio Sanoja, dos voluntarios que hablan de la situación que están viviendo turistas argentinos, brasileños, peruanos, españoles, cubanos y colombianos a quienes sus países les cerraron las fronteras.

El número de turistas varado depende de las aerolíneas, por lo cual no hay un número exacto, sin embargo, los que están “viviendo” en la Terminal 2 el aeropuerto, han recibido a estos voluntarios cuyo único fin es el de apoyar en estos tiempos difíciles.

César Gálvez de 28 años, originario de la Ciudad de México, y con 14 años viviendo en Cancún, platica que todo empezó cuando él y sus amigos (los gemelos Ferreira y Patricio Andrade) se enteraron que había varios turistas varados de distintas nacionalidades y decidieron ayudarlos. Con sus ahorros compraron comida, agua, shampoo, medicamentos y pañales. Prepararon sandwiches de crema de chocolate y avellana y tortas de jamón con queso.

Al llegar a la Terminal del aeropuerto acomodaron la comida y colocaron un letrero para indicar a los turistas que no la comida no estaba a la venta, sino que era una ayuda para ellos. Se repartieron individualmente los alimentos, a una distancia segura para evitar algún posible contagio. El primer día que asistieron alimentaron a más de 50 personas.

jovenes-cancunenses-asi-es-cancun-aeropuerto

César dice que si más personas quieren ayudar no es necesario que vayan al aeropuerto, pueden contactarlos a través de Facebook en: Cesar Galvez y Rochio Sanoja. Ellos están dispuestos a pasar a los domicilios y recoger los víveres o en algún punto de la ciudad. 

No hay un plan de acción, muchas personas no saben qué hacer, no tienen acceso a internet, no hay información entre ellos y esto les causa ansiedad” 

También está Rochio Sanoja. Ella es originaria de la Ciudad de México y tiene ocho años viviendo en Cancún. Trabaja en un tour a Isla Mujeres. Conoció a una pareja de argentinos que le comentaron que hay turistas varados en el aeropuerto. Le platicó a su novio la situación y él la animó a ir al aeropuerto para ver en qué podían ayudar.

“Vi familias enteras con niños y bebés y personas de la tercera edad que necesitaban ayuda. Desde ese día voy de 9:00 de la mañana a 1:00 de la tarde.

Con el dinero que han reunido compran tapabocas y víveres. Chio dice que los turistas varados se sienten perdidos y se acercan a ella para pedirle ayuda. Organizó un grupo de apoyo por WhatsApp llamado “Terminal 2”, en el que más jóvenes cancunenses se organizan y ayudan a los turistas varados.

“No busco que me paguen y me reconozcan, lo hago porque me nace hacerlo”.

 

Algo que le duele es que hay personas que la han criticado por su labor. Ella dice que todos somos humanos y merecemos estar juntos en esta difícil situación.

Estos jóvenes cancunenses en que es necesario que las distintas embajadas de Argentina, Perú, Brasil, España, Cuba y Colombia den la cara por sus ciudadanos para que regresen a sus países sanos y salvos.


También te puede interesar: Revistas gratuitas para esta cuarentena

Déjanos tu comentario