Malecón Tajamar, ubicado frente de la laguna Nichupté, consiste de una red de humedales llenos de la fauna y flora que enriquecen a nuestra cultura !y nos dan orgullo como mexicano!

Desde este sitio podemos apreciar una vista espectacular de nuestra maravillosa zona hotelera, junto con hermosos atardeceres reflejados sobre el agua de la laguna, dándonos una sensación de paz y tranquilidad perfecta para varias actividades. Su contacto con la naturaleza lo vuelve un lugar perfecto para meditar y reflexionar o incluso tomar una caminata relajante.

Malecón Tajamar también nos da una oportunidad para convivir con nuestras familias, ¡incluidas nuestras mascotas! Podemos llevar nuestro equipo deportivo favorito ya sea  balones, patines o incluso bicicletas, y así compartir una tarde verdaderamente agradable con aquellos que más queremos.

Biodiversidad en Malecón Tajamar

Dentro del área del Malecón Tajamar, podemos encontrar una increíble cantidad de vida, estamos hablando de al menos:

  • 70 especies de peces
  • 44 especies de aves (varias nativas y algunas migratorias)
  • 14 especies de reptiles
  • 10 especies de anfibios
  • 5 especies de invertebrados

El valor de la diversidad de nuestra flora es incalculable, en especial cuando consideramos la importancia de los manglares en nuestro ecosistema, pues juegan un rol vital al ser, refugio de animales, filtradores de agua, rompeolas, entre muchas otras cosas.

Dentro de estas especies podemos encontrar claros ejemplos de la importancia que tiene esta área, pues en ella habitan especies, tales como:

La Tortuga Mojina

Tortuga-Mojina-Malecon-tajamar

La Culebra Pico Verde

Culebra-pico-verde-Malecon-tajamar

La Iguana Espinosa Rayada

Iguana-espinoza-rayada-Malecon-tajamar

Los Cangrejos Azules

Cangrejo-azul

Todas los anteriores especies se encuentran amenazadas al igual que el Cocodrilo de Pantano y el Cocodrilo de Río que se encuentran bajo protección especial.

Dentro de la ley, igualmente caen distintas especies de flora, por mencionar algunas, el Chechén, la Uva de mar, el Ficus, la Palma Chit, el Jabín, el Mangle botoncillo, el Mangle rojo y el Mangle blanco.

¡Protejamos nuestro patrimonio!

Tristemente este bello ejemplo de la diversidad natural en nuestro país, fue perturbado de manera drástica e inconstitucional hace cinco años, cuando maquinaria de empresarios privados, de una manera cobarde, en la madrugada, arrasó con todo aquello que se le pusiera enfrente, sin importar si era vida vegetal o animal, sin importar la presencia de ecoactivistas, quienes mantenían guardias de 24 horas,

Aún podemos encontrar las imágenes de los resultados que tuvo ese ataque: suelos aplastados con los restos de nuestros manglares; humedales rellenados, atrapando a cientos de animales bajo agua en prisiones de barro y todos los cuerpos del resto de fauna que no pudo huir, aventados como basura.

Los efectos de esta atrocidad tardarán entre 20 y 30 años en poder curar sus heridas, pero gracias a los ecoactivistas cada día las cosas se ven mejores para este espacio, este pulmón verde, que nutre a nuestra ciudad. Grupos como “Guardianes del manglar Cancún” han jugado un gran papel al ser los defensores directos de nuestro bello descanso dentro de la ciudad.

Durante los últimos cinco años, han luchado de manera incansable para que se respeten los derechos de toda la vida que esta zona alberga.


También te puede interesar: Las iguanas rayadas que viven en la Riviera Maya