Lo que tenía que ser un mes de celebración para Cancún en sus 50 años, terminó siendo una pesadilla debido a la incertidumbre que ha causado el virus del Covid-19. Los turistas se han ido de las playas y con eso el sustento de cientos de familias cancunenses. Hoy Cancún es  una ciudad fantasma. La recomendación principal de las autoridades es simple: #QuédateEnCasa.

Pero esta situación no es la primera que ha vivido Cancún. Nuestra historia nos recuerda que hemos superado desde huracanes, como el Gilberto y Wilma, hasta la epidemia de la influenza AH1N1. En todas esas situaciones logramos salir adelante. Esa es la historia de nuestra ciudad.

La pregunta es ¿Podremos superar esta crisis? La respuesta simple es sí. Pero no será fácil, esto es un esfuerzo colectivo en donde todos deben ayudar para recuperar lo que es de los cancunenses.

El primero de muchos. Una de las primeras pruebas que tuvo Cancún fue el huracán Gilberto que llegó el 14 de septiembre de 1988. Su poderosa categoría 5 trajo vientos de casi 300 kilómetros por hora.

Hay mucha gente que recuerda el paso de este huracán. Uno de ellos es Víctor Manuel Ortíz, quien llegó a vivir a Cancún en 1988. Él no recuerda haber vivido un huracán tan fuerte. Llegó a perder muebles de su casa debido a que se inundó. La economía se vio afectada pero al ser una ciudad pequeña, la mayoría de la población se recuperó rápidamente.

Segundo golpe. Más adelante, en el año 2005 vino otro Huracán: Wilma. El 21 de octubre del 2005 es otra fecha para la posteridad. Wilma llegó y pegó con una fuerza brutal a Quintana Roo. La magnitud del problema creció cuando el huracán se quedó tres días sobre la entidad.

La destrucción fue mayor. Lugares como la Zona Hotelera, Zona Centro, Puerto Juárez entre otras quedaron devastadas. Hubo saqueos en plazas comerciales, tiendas de electrodomésticos y supermercados.

50 años-asi es cancún-3
Tomado de: Reporteros Hoy

Julieta Muñoz Guízar comparte su experiencia.  En aquella época se dedicaba a vender tours y fue muy difícil recuperar la economía por completo. Volvió a trabajar al Hotel Azul después de tres meses.

La última no fue huracán. No hay que olvidar que Cancún ya se había enfrentado a una emergencia sanitaria en el pasado. La gripe AH1N1. El 17 de marzo del 2009 también quedará marcado para la historia. El turismo se vio afectado en el estado. Después de un par de meses volvieron los turistas.

En lo personal, Yo, Regina, quien escribe este recuento, tuve la experiencia de vivir esta situación y lo que más recuerdo es la suspensión de clases por un mes y estar buscando gel antibacterial por todos lados. Algo muy parecido a lo que estamos viviendo hoy en día.

Cancún está llena de personas trabajadoras que buscan salir adelante y aunque el panorama es desolador por momentos, es una ciudad que ha sabido salir adelante por su gente. Por todos aquellos que aman esta ciudad que nos ha dado tanto.

Simplemente volteo al pasado y digo: solo es cuestión de esperar y agradecer las cosas importantes que tenemos como la familia.

Todos, desde casa, podemos celebrar los 50 años de Cancún.


También te puede interesar: Conoce la historia del Puente Calinda